Masaje Drenaje Linfatico

DRENAJE LINFÁTICO ABDOMINAL EN PAMPLONA

 

El drenaje linfático abdominal

Al día de hoy, el drenaje linfático manual es una opción eficaz de la que hacen uso las mujeres para poder hacer desaparecer la grasa que se ha acumulado en la zona de su abdomen y es mucho menos riesgosa y más barata que una liposucción.

Gracias a esta clase de tratamientos no invasivos de tu organismo, se soluciona el inconveniente del exceso de grasa pero sin dolor, brindándote también otros beneficios como el poder deshacerte del estrés, gracias a sus efectos relajantes, y favoreciendo al mismo tiempo la circulación de la sangre.

Estos beneficios se obtienen con un drenaje linfático abdominal, que es una forma muy efectiva de poder deshacerse de la grasa y de esa abundancia de líquidos que te hace parecer inflamada, sin necesidad de pasar por los desagradables efectos postoperatorios que son muy dolorosos.

Es un masaje que se hace sobre la zona del abdomen, con el objetivo de lograr una reducción de la grasa que se ha ido acumulando en esa área. Es eficaz para combatir la flacidez abdominal y la disminución de los líquidos del tejido adiposo que se localiza por lo general en las paredes del abdomen.

Este masaje de drenaje linfático abdominal logra eliminar también las toxinas, incrementando la actividad del sistema inmune de tu organismo. De igual manera, te brindará bienestar y relajación.

La forma en la que trabaja es sobre el sistema linfático por medio de los movimientos de los músculos y la respiración, de manera que ayuda a que la linfa se mueva hacia los ganglios linfáticos para que pueda ser eliminada a través de la orina o el sudor.

El drenaje linfático y la celulitis

El drenaje linfático manual para la celulitis es un método que ayuda a deshacerte de las toxinas. Como ellas son las primeras causantes de la celulitis, el drenaje viene a ser una excelente alternativa para su tratamiento. No obstante, hay algunos que indican que la eficiencia de un drenaje linfático para combatir la celulitis es relativa.

Los que afirman esto, sostienen que la real función de este tipo de tratamientos es hacer desaparecer los edemas, que son acumulaciones de líquidos ubicados en las áreas en las que normalmente suele aparecer la celulitis.

De todas maneras, no se puede pensar que se trata de una manera definitiva de hacer desaparecer la celulitis, pero casi todos opinan que un buen drenaje linfático, junto con una dieta equilibrada y una buena cantidad de ejercicio, ayudan a disminuir la celulitis.

¿Cuándo no recibir un drenaje linfático?

Aunque suele ser un tratamiento que favorece el bienestar del organismo en general, no debe ser aplicado en caso de que la persona sufra de infecciones agudas, trombosis, flebitis y tromboflebitis, tumores, edemas linfodinámicos, problemas de tiroides, insuficiencia cardíaca, hipotensión y luego de haber tenido una crisis de asma.